Etiquetas Posts etiquetados con "Fundamedios"

Fundamedios

84

16900165_1818146368454653_599148264_n

Ante la gravedad de los acontecimientos posteriores a las elecciones generales que se llevaron adelante este 19 de febrero en Ecuador, Fundamedios como organización de la sociedad civil ecuatoriana que promueve y defiende las libertades de expresión y asociación, hace un llamado a la autoridad electoral para que transparente la información y respete la decisión democrática de los ecuatorianos. Asimismo, hace un llamado a las autoridades a proteger la integridad de los ciudadanos que han salido a las calles a protestar pacíficamente y a no criminalizar la protesta social.

Varios hechos ocurridos horas después del cierre de urnas tras la jornada electoral evidencian la falta de transparencia y las limitaciones para el acceso a información pública por parte del organismo electoral. Transcurrido un día de los comicios, aún se desconoce de forma oficial si se dará paso a la disputa de una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados. La información más reciente la dio a conocer el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Pozo, quien la mañana de este lunes llamó a los ciudadanos a esperar tres días para entregar los resultados finales de las elecciones presidenciales, todo ello en un contexto tenso en el cual varios ciudadanos se han volcado a las calles a pedir se respete la voluntad popular.

La tarde del 19 de febrero y tras el cierre de las urnas a las 17:00, Teleamazonas y Ecuavisa divulgaron los datos del exit poll realizado por Cedatos que daba como ganador al candidato de Alianza PAÍS con un 39,4%, frente al 30,5% del opositor Guillermo Lasso, con lo cual se abrió la posibilidad de una segunda vuelta. Los canales en manos del gobierno, presentaron exit poll que negaban esta posibilidad y adjubicaban un triunfo en primera vuelta al candidato oficialista. En ese contexto los datos de los conteos rápidos (incluido el contrato por el Consejo Nacional Electoral) eran vitales, para conocer los resultados de una elección que se define por décimas de puntos.

Cerca de las 18:00, Corporación Participación Ciudadana, organización de la sociedad civil encargada de realizar un conteo rápido de las elecciones, denunció que militares impedían el ingreso o retiraban de las juntas receptoras del voto a sus voluntarios, retrasando en más de una hora la entrega de resultados programada inicialmente para las 20:00. Estos inconvenientes fueron solucionados tras un llamado público de su directora, Ruth Hidalgo, para que el CNE brinde garantías para el trabajo de los voluntarios. Sin embargo, la página web de Participación Ciudadana fue atacada y dada de baja momentos antes que entregaran resultados, a las 21:30, que confirmaban con un margen de error de 1%, que habría segunda vuelta electoral.

El Consejo Nacional Electoral que había anunciado un conteo rápido, no entregó estos resultados y pasó directamente a los datos del escrutinio. A las 20:50, se cayó por casi 20 minutos el portal web del CNE que permitía a los ciudadanos dar seguimiento al ingreso de las actas. Salió del aire cuando el organismo tenía escrutado el 60.8% de las actas.

Finalmente, Fundamedios condena que no se quiera dar a conocer a la opinión pública informes de misiones internacionales de observación electoral, como el realizado por UNIORI, bajo el pretexto de que son “técnicos”.

195
En Bahía de Caráquez, de izquierda a derecha: Miguel Ángel Bastenier, César Ricaurte, director de Fundamedios; José Olmos, periodista de El Universo; José García, periodista de El Diario manabita.
En Bahía de Caráquez, de izquierda a derecha: Miguel Ángel Bastenier, César Ricaurte, director de Fundamedios; José Olmos, periodista de El Universo; José García, periodista de El Diario manabita.
En Bahía de Caráquez, de izquierda a derecha: Miguel Ángel Bastenier, maestro de la FNPI; César Ricaurte, director de Fundamedios; José Olmos, periodista de El Universo; y José García, periodista de El Diario manabita.

Fundamedios presentó este 13 y 14 de septiembre el libro y documental “06:58 PM”. El acto público se realizó en el auditorio de posgrados del Campus Queri, de la Universidad de las Américas (UDLA) en Quito, y al día siguiente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, extensión Bahía de Caráquez, con la presencia de estudiantes, periodistas y expertos en comunicación.

En el corto documental “06:58 PM: Los medios del terremoto” se narra el papel y la destrucción de los medios locales de Pedernales, Bahía y Chone, mientras que en el libro “06:58 PM: Relatos periodísticos del terremoto”, 13 periodistas y dos fotógrafos cuentan sus historias alrededor del sismo de 7.8, que afectó las provincias de Manabí y Esmeraldas.

portada
Portada del libro.

El invitado especial de las jornadas fue el periodista español, editorialista y columnista de diario El País y maestro de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Miguel Ángel Bastenier. El maestro compartió su visión acerca del periodismo y los medios contemporáneos junto a cinco de los 15 autores del libro, quienes matizaron las jornadas con anécdotas de sus experiencias durante la cobertura del terremoto del pasado 16 de abril.

La presentación en Quito fue inaugurada por Iria Puyosa, directora de la Maestría en Periodismo Digital de la UDLA y por el nuevo decano de Comunicación, Carlos Jijón, quien destacó la labor y valentía de los periodistas al momento de cubrir catástrofes. “Los periodistas son una raza extraña, pues son quienes llegan al lugar de donde todos huyen para contar una historia”, señaló.

El director de Fundamedios, César Ricaurte, hizo un recuento del proceso de elaboración del material audiovisual y del libro, que inició con un mapeo de medios afectados en las provincias de Esmeraldas y Manabí, y tras una conversación informal con los periodistas luego del terremoto.  Acotó que este trabajo periodístico será de gran valor histórico para las futuras generaciones. Para Ricaurte, tanto el libro, como el documental y la visita del maestro Bastenier, forman parte de un rompecabezas que servirá para dejar testimonio de la tragedia.

Foro en la UDLA


El panel desarrollado en Quito estuvo conformado por los periodistas: Soraya Constante, corresponsal de diario El País de España; Allen Panchana, director del programa de investigación Visión 360 y Pablo Jaramillo, quien hizo la cobertura del sismo para el diario Los Ángeles Times. Cada uno compartió con el público lo que más le impactó, al momento de estar en el lugar de los hechos. Mientras, el maestro Bastenier dio consejos para hacer un verdadero periodismo y no solo “llenar periódicos”. Para Bastenier, el buen periodismo cuenta historias de la gente y se centra en lo cotidiano.

El segundo día en Bahía de Caráquez, el evento se despojó de formalidades y el Maestro Miguel Ángel Bastenier, junto al periodista de diario El Universo José Olmos, el periodista de El Diario de Manabí, José García y César Ricaurte, como moderador, dialogaron sobre periodismo y sus experiencias. José Olmos, por ejemplo, recordó el vacío informativo que existió durante las primeras horas de la tragedia y las dificultades que afrontaron de comunicación y movilización.

Por su parte, José García, contó cómo el sismo los dejó incomunicados en el diario, con equipos e instalaciones afectadas y una prensa que no sabían en qué estado se encontraba. Esa fue la primera vez que El Diario dejó de circular por un día.

Bastenier destacó la importancia de los medios locales de proximidad, de esos medios que no les importa lo que ocurre en el mundo, pero sí conocen cada esquina y rincón de su comunidad y saben qué pasa allí y con su gente. Para Bastenier, esos son los medios que podrían tener futuro, puesto que tienen lectores y clientes cautivos y no necesitan un número elevado de ventas, pero sí fidelidad. En ese sentido aseguró que un medio de comunicación debe ser útil con lo cotidiano y servir a la sociedad, porque los diarios que dominan “el mundo entero”, viven de la caridad pública del Estado o de grandes empresas.

Los panelistas concluyeron que las tragedias fortalecen y generan oportunidades para hacer periodismo. En el caso de los medios, es la oportunidad de contribuir a la creación de una memoria y conciencia de comunidad.

El evento finalizó con la transmisión del  corto documental, el cual se lo puede encontrar en la página de Fundamedios. En el caso de Bahía de Caráquez, Marcelo Cepeda (Radio Tropical de Pedernales), Richard Macías (Portal digital Hechos Ecuador, de Chone) y Jonathan Zambrano (Radio Altamar de Pedernales) tres de los protagonistas del documental estuvieron presentes y recibieron donaciones que consistió en la entrega de micrófonos y audífonos profesionales, gracias a la empresa Shure y la firma ecuatoriana Prosonido. Las radios Farra y Bahía Stéreo también recibieron las donaciones.

donaciones
Pedro Zambrano, director de Ediasa y miembro de la AEDEP, durante la entrega de donaciones a Richard Macías, de Hechos Ecuador, un medio digital de Chone afectado por el terremoto.

185
Rueda de prensa de las organizaciones en la Universidad Andina vía skype.
Rueda de prensa de las organizaciones en la Universidad Andina vía skype.
Rueda de prensa de las organizaciones en la Universidad Andina vía skype.

El próximo 11 de julio de 2016, el Comité de DDHH de la ONU publicará sus recomendaciones al Estado ecuatoriano después de que terminara su examen periódico al país sobre la aplicación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Así lo informaron hoy las organizaciones de la sociedad civil ecuatoriana que participaron en las sesiones que se llevaron a cabo en Ginebra este lunes 27 y martes 28 de junio.

Hoy, en rueda de prensa desde Suiza, representantes de las organizaciones se mostraron satisfechos con su participación y anunciaron que uno de los temas que causó mayor interés en el Comité fue el de libertad de expresión. Por eso esperan que este tema sea parte de las observaciones del 11 de julio. César Ricaurte, director de Fundamedios, solicitó a los medios de comunicación que hagan el seguimiento a las recomendaciones.

Los expertos han leído nuestros informes a detalle”, dijo Silvia Buendía, defensora por los derechos LGBTI; mientras que la activista Martha Roldós agregó que los informes alternativos de la sociedad civil fueron bien acogidos por los expertos del Comité.  Quedó en evidencia que “no todos los ecuatorianos tienen los mismos derechos”, añadió Manuela Picq, quien participó en representación de la Ecuarunari. Luis Verdesoto, director de la Plataforma por la Defensa de la Democracia y DDHH, aseguró que la imagen de un país que respeta los DDHH se “ha desmoronado”.

Asimismo coincidieron en que la participación del Estado, cuya delegación oficial estuvo encabezada por el canciller Guillaume Long, fue débil y poco profesional. Según las organizaciones, el Estado no contestó las preguntas que realizaron los expertos del Comité en temas como la libertad de expresión, trata de personas, derechos de las mujeres, entre otros. Por ello la delegación de la sociedad civil está a la expectativa de la información que, por escrito, enviará el Estado al Comité en las próximas 48 horas.

Representantes de las organizaciones ecuatorianas que acudieron a Ginebra.
Representantes de las organizaciones ecuatorianas que acudieron a Ginebra.

También respondieron a la crítica que hizo ayer el canciller Long a la delegación de las organizaciones. “Pero hay que tener mucho cuidado que la denominación ‘sociedad civil’ no sirva de disfraz. Hoy, cualquier opositor derrotado en las urnas de forma democrática, puede autoproclamarse defensor de los DDHH”, manifestó el Canciller. Hoy las organizaciones recalcaron el esfuerzo que han hecho para asistir a Ginebra. “Estas descalificaciones no tuvieron ningún asidero en el Comité”, manifestó Ricaurte, quien además informó que los expertos quedaron atentos a posibles represalias por parte del Gobierno contra los representantes de las organizaciones.

Ramón Muñoz, director de la Red Internacional de Derechos Humanos (RIDH), organización suiza que coordinó la participación de la delegación ecuatoriana, destacó la preparación de los representantes que acudieron a Ginebra. Los resultados de este examen tendrán impacto en el Examen Periódico Universal de Ecuador de mayo de 2017, aseguró Muñoz. “Ecuador está obligado a aplicar las recomendaciones y hay que exigir que los cumpla”.

En la rueda de prensa además estuvieron Lotty Andrade, de la Plataforma por la Defensa de la Democracia y DDHH; la activista Karla Kalapaqui; Rosana Palacios, presidenta de la UNE; y Walleska Pareja, oficial de proyectos de la RIDH.

Más información:

301
Representantes de organizaciones ecuatorianas en el sexto examen de Ecuador ante el Comité de DDHH de la ONU.

El sexto examen de Ecuador ante el Comité de Derechos Humanos se inició este 27 de junio del 2016, en Ginebra, Suiza. Este órgano de las Naciones Unidas, conformado por 18 expertos independientes que supervisan la aplicación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, analiza la situación del país hasta el 28 de junio. La sesión inició con un encuentro de los expertos con representantes de organizaciones de la sociedad civil.

Manuela Picq, en representación de la Confederación de la Nacionalidad Kichwa (Ecuarunari), relató a los miembros del Comité la situación de persecución que viven los indígenas en el Ecuador. Denunció que el Estado criminaliza de forma constante la protesta social y dio detalles de su caso en particular: ella fue expulsada en 2015 del país después de una protesta contra el Régimen. “El informe de Ecuarunari, Conaie, Frente Popular y otras organizaciones indica que hay más de 700 personas criminalizadas y tres asesinatos. Activistas y trabajadores detenidos, estudiantes torturados, profesores criminalizados. La mayoría de víctimas son de pueblos indígenas, que defienden los derechos de las naturaleza contra empresas extractivistas”, señaló.

En la misma línea, el director de Fundamedios, César Ricaurte, presentó las afectaciones a la prensa y la libertad de expresión, tras tres años de vigencia de la Ley Orgánica de Comunicación en el país. Enfatizó que en Ecuador, según cifras oficiales, se han abierto 896 procesos en contra de medios y comunicadores, con 550 sanciones, según cifras oficiales. “Dos de cada tres procesos son iniciados de oficio por la Superintendencia o por denuncias provenientes de funcionarios públicos. La censura se hace presente cada día a través de los contenidos impuestos por los funcionarios, quienes abusan de las réplicas y rectificaciones, además de la transmisión periódica de cadenas nacionales”, acotó.

En nombre del movimiento Ruptura listas 25, Walleska Pareja manifestó que el Ecuador es un país donde el Gobierno, el poder Ejecutivo y el movimiento oficialista no se distinguen entre sí y cometen abusos que afectan los derechos de participación. política de forma constante.

Por su parte, la abogada y activista Silvia Buendía habló en defensa de los derechos de las personas LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero, Transexuales, Travestis e Intersex) y el matrimonio igualitario. Buendía denunció que en Ecuador los casos de maltrato a esta población vulnerable se mantienen como una constante, lo que evidencia la necesidad de dictar políticas para la no discriminación por orientación sexual e identidad de género. Pidió que estas políticas se tornen en acciones concretas. Además se refirió a casos de las llamadas “clínicas” que ofrecen “curar” la homosexualidad y las negativas del Registro Civil a cambiar sus servicios y políticas en cuanto a la situación de esta población minoritaria. También resaltó otro obstáculo para las organizaciones sociales. Se trata del Decreto 16, que impide a las organizaciones participar en actividades políticas, so pena de ser disueltas. “El Gobierno ecuatoriano ve como enemigo a cualquier organización que no se alínea a rajatabla a su discurso y lo critica; llama a esto hacer política”, declaró.

En representación de la Plataforma por la Defensa de la Democracia y los Derechos Humanos en Ecuador, Luis Verdesoto solicitó al Comité que haga recomendaciones al Estado ecuatoriano. Por ejemplo, dijo que sería necesario derogar la Ley Orgánica de Comunicación, dejar de usar los medios públicos e incautados para descalificar, garantizar que la sociedad civil se organice de manera libre y evitar el cierre de ONG sin respeto al debido proceso, respetar a la libertad de sindicalización, entre otros.

Por último, el titular de la Red Internacional de Derechos Humanos (RIDH) Ramón Muñoz Castro resumió la situación que viven los defensores de derechos humanos, líderes sociales, indígenas, periodistas, comunicadores. Alegó que son objeto de persecución y de estigmatización permanente por parte del Estado ecuatoriano. “Los defensores son espiados y acosados constantemente. Sus cuentas de Twitter y las diferentes redes sociales son intervenidas”, dijo.

La delegación del gobierno ecuatoriano ante el Comité estuvo presidida por el canciller Guillaume Long. En su intervención, insistió en que se ha avanzado en medidas para garantizar los derechos consagrados por los instrumentos internacionales y por la Constitución de la República, al ser parte de los instrumentos vigentes sobre Derechos Humanos del Sistema Interamericano y las Convenciones del Sistema Universal. Long enfatizó supuestos avances a lo largo de estos 10 años en reducción de pobreza, transformación y fortalecimiento del sistema judicial en materia de derechos humanos, igualdad y no discriminación, Estado intercultural, derechos de las personas con discapacidad, en movilidad humana, a la participación en asuntos públicos, a la libertad de expresión, el caso de Julian Assange, la prohibición de la tortura y la trata de personas.

En relación a la sociedad civil, aseguró que el Estado cree en ella. “Pero hay que tener mucho cuidado que la denominación ‘sociedad civil’ no sirva de disfraz. Hoy, cualquier opositor derrotado en las urnas de forma democrática, puede autoproclamarse defensor de los DDHH, crear una ONG con dos o tres personas, y ser recibido en las más altas esferas de la gobernanza internacional, incluso a veces con mayor credibilidad que los Estados”, aseguró. “Tenemos que estar muy conscientes que la sociedad civil que viaja, se hace presente en todos los foros, con sus numerosos nexos y fuentes de financiamiento internacionales, no es necesariamente un espejo de la sociedad, ni representa  a nadie más que a ellos mismos y los intereses de quienes los financian”, añadió.

En la etapa inicial del examen, los expertos del Comité cuestionaron a Ecuador sobre el uso excesivo de la fuerza en el caso de Manuela Picq y manifestantes pacíficos en 2015, el proceso judicial sobre el caso de Los 10 de Luluncoto; así como los avances para frenar el abuso policial y la tortura en las cárceles. Así también manifestaron su preocupación por la amplitud del ámbito de aplicación de las normas penales con respecto a sentencias por terrorismo y sabotaje.

Los expertos además pidieron al Gobierno información sobre la reforma al Código Orgánico Integral Penal (COIP), sanciones por discriminación de género, datos sobre centros de “rehabilitación” para homosexuales y las medidas en su contra, y el uso del estado de excepción. Además solicitaron detalles de los procesos penales en contra de decenas de mujeres por haberse practicado un aborto. El Estado no concretó respuestas y afirmó reiteradamente que enviará información escrita en las próximas 48 horas.

Temas relacionados: 

61

César Ricaurte, director de Fundamedios, presentó información sobre la aplicación de la Ley de Comunicación en el Comité de DDHH de la ONU. Esta es su presentación:

Señores Expertos Miembros de este Comité,

Soy Director de Fundamedios, organización que promueve y defiende las libertades de expresión, prensa y asociación en el país. Por nuestro trabajo, hemos sufrido constantes represalias, llegando incluso al intento de cierre de la organización de manera arbitraria, lo que se reflejó en un comunicado conjunto de los relatores de Naciones Unidas y de la OEA.

Acudimos a este Comité por la política de constante acoso y censura que se vive en el país. Desde el inicio de este gobierno, se ha estigmatizado a ciudadanos, periodistas y medios por el único hecho de pensar distinto. Muchos de ellos han sufrido agresiones físicas y verbales, procesos judiciales y presiones públicas para silenciarlos, pero además se ha asfixiado económicamente a los medios y se ha negado el acceso a la información pública.

Con la entrada en vigencia de la Ley Orgánica de Comunicación, hace tres años, se han iniciado 896 procesos contra medios y comunicadores, con 550 sanciones, según cifras oficiales. Dos de cada tres procesos son iniciados de oficio por la Superintendencia o por denuncias provenientes de funcionarios públicos. La censura se hace presente cada día a través de los contenidos impuestos por los funcionarios, quienes abusan de las réplicas y rectificaciones, además de la transmisión periódica de cadenas nacionales.

Las limitaciones a la libertad de expresión no solo se dan contra los medios tradicionales. Los medios digitales sufren un acoso constante a través de reclamaciones abusivas por supuesta violación al copyright, ataques de DDoS, hackeos, o agresiones de trolls. Ciudadanos que expresan su pensamiento crítico a través de las redes sociales sufren el mismo tipo de acoso.

Finalmente creemos que el Comité debe recomendar al Estado ecuatoriano:

  1. La derogatoria o, por lo menos, la revisión y reforma integral de la Ley Orgánica de Comunicación para eliminar los artículos que constituyen una abierta violación a los instrumentos internacionales, aceptando para ello el acompañamiento de órganos y expertos, tanto de Naciones Unidas como de la OEA.
  2. La derogatoria de los Decretos Ejecutivos 739, y 16, en los aspectos que se encuentren vigentes, para garantizar la libertad de asociación.
  3. Que cesen todas las formas de acoso estatal contra los medios de comunicación y periodistas, así como la persecución a los ciudadanos que expresan opiniones críticas.
  4. Que en el actual concurso para la concesión de 1.472 frecuencias se garantice la transparencia y se pida el acompañamiento de organismos internacionales y altos expertos.
  5. Qué cese toda forma de persecución en contra de activistas y defensores, y se abstenga de tomar represalias por la presencia de sociedad civil en esta sesión.

213

Fundamedios alertó ayer a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la campaña internacional y nacional contra periodistas de medios digitales y representantes de organizaciones sociales ecuatorianas que los ha calificado de supuestos agentes de la CIA. Lo hizo el jueves, 9 de junio, durante el 158 Periodo Extraordinario de Sesiones de la CIDH, que se lleva a cabo en Santiago de Chile.

César Ricaurte, director de Fundamedios, informó a los comisionados sobre la campaña de difamación que inició la cadena venezolana Telesur y que ha sido replicada por los medios gubernamentales ecuatorianos. “Estamos siendo perseguidos a través de una campaña de difamación acusándonos de agentes de la CIA, de querer conspirar contra el Gobierno ecuatoriano para derrocarlo y de preparar incluso un magnicidio. Estas acusaciones tan graves por supuesto abren posibilidades de acciones penales en nuestra contra”, manifestó.

Estas declaraciones se dieron durante la audiencia “Derecho a la libertad de expresión y normas penales sobre difamación en América del Sur” en la que además de Fundamedios participaron el Comité de Protección a los Periodistas (CPJ) y el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) de Perú.

Allí el ecuatoriano fue citado como un “caso regional negativo”. “Existe una creciente tendencia a usar de forma creativa varios tipos penales que en principio no tienen nada que ver con la expresión ni el periodismo y que debían aplicarse de forma restringida como el tipo penal de terrorismo y sabotaje”, argumentó Ricaurte. En este sentido recordó los casos de los 10 de Luluncoto, los 29 de Saraguro y de otras formas de persecución contra medios, periodistas y hasta caricaturistas a través de procesos administrativos.

El balance regional lo expuso Carlos Lauría, coordinador senior del programa de las Américas del Comité de Protección a los Periodistas (CPJ), quien habló sobre los hallazgos del estudio “Los críticos no son delincuentes: Estudio comparativo de las leyes penales de difamación en las Américas”. Uno de ellos tiene que ver con que todos los países sudamericanos tienen disposiciones que penalizan la difamación y a menudo son invocadas para castigar a periodistas críticos y así crear un efecto intimatorio sobre la prensa. Agregó que estas leyes violan los estándares internacionales.

Por su parte, Roberto Pereira, de IPYS Perú, contó tres casos de este tipo de sanciones en su país; el más reciente es el del periodista y director de Perú 21,  Juan José Garrido, denunciado por el Gobernador de Callao por difundir información sobre posibles actos de corrupción en los que supuestamente estaría involucrado el funcionario.

Finalmente, Mauricio Alarcón, director de Proyectos de Fundamedios, lamentó la opinión del comisionado Francisco Eguiguren, quien dijo no compartir la propuesta de los peticionarios de despenalizar la difamación en lo que se refiere al ejercicio de la libertad de expresión. Para Eguiguren, una propuesta así genera “cierta sensación de búsqueda de impunidad frente a lo que puede hacer cierta prensa deliberadamente”. También agregó: “Coincido en el diagnóstico, pero no en la receta para tratar la enfermedad. Porque el delito de difamación es muy antiguo y no tiene por qué ser malo si está bien tipificado y si está bien aplicado (…) Esta es una postura sindical de periodistas, pero qué pasa con el resto de la gente, corre el riesgo de dejar desprotegidos al resto de ciudadanos”, dijo el comisionado.

En este sentido Alarcón respondió que es penoso que dentro de la CIDH no se tenga en cuenta los avances sobre el derecho a la libertad de expresión, que ha costado varios casos y varias víctimas. “Jamás los defensores de DDHH vamos a estar en búsqueda de la impunidad, al contrario somos víctimas de la impunidad.  Creo que es importante mencionar que ningún derecho está por encima de otro, la razón de la no aplicación del derecho penal cuando se ejerce la libertad de expresión tiene una razón de ser, porque jamás mi libertad personal vale menos que el derecho a la honra de otra persona. Ningún derecho vale más que otro. Hemos defendido la responsabilidad civil, pero jamás la penal y mucho menos (que sea) desproporcionada. Porque en el caso particular de Ecuador la honra de un Presidente no puede valer uno, dos o cuarenta millones de dólares”.

1214

Una campaña que acusa a periodistas y políticos de oposición ecuatorianos de tener nexos con la CIA para desestabilizar al gobierno del presidente Correa e incluso insinuar la preparación de un magnicidio, fue activada por la cadena Telesur a partir del  6 de junio de 2016 e inmediatamente replicada en los medios estatales y gobiernistas como El Telégrafo, Ecuador TV, Agencia Andes y El Ciudadano. La campaña tuvo dos nuevas entregas el 7 y 8 de junio, y anuncia un total de 5 capítulos. Ha sido seguida por acusaciones públicas de altos funcionarios de gobierno y legisladores oficialistas, así como por descalificaciones en las cuentas oficiales de redes sociales del partido de gobierno y de simpatizantes del presidente Rafael Correa.

El “documental” presentado por Telesur, cadena internacional financiada por los gobiernos del ALBA, realizó un burdo montaje mezclando momentos históricos como la guerra fría con acontecimientos actuales, relaciona personas y personajes históricos que nada tienen que ver entre sí, utiliza documentos obtenidos ilegalmente a través del hackeo de cuentas de correo de periodistas, divulga fotografías obtenidas por seguimientos de inteligencia, posiblemente ilegales, a periodistas, activistas, directivos de organizaciones defensoras de DDHH y ciudadanos.

Sin citar fuentes, se aseveró en las dos entregas que existe una plataforma de medios de comunicación y ONGs que buscan desestabilizar el gobierno con el financiamiento de Estados Unidos y de organismos como la USAID y NED, que a criterio del “reportaje” son lo mismo que la CIA. A pesar de no mostrar fuentes, la cadena sostiene su aseveración con la divulgación de varias fotografías de reuniones privadas y eventos mantenidos por algunos periodistas y políticos de oposición, sin dar explicación alguna de cómo fueron obtenidas.

En esa línea se acusó a los periodistas Juan Carlos Calderón, de la revista Plan V; a Martín Pallares, José Hernández, Roberto Aguilar, al administrador de Crudo Ecuador, Gabriel González, del portal 4 Pelagatos; a la exasambleísta de oposición Martha Roldós, del portal MilHojas; a Fernando Villavicencio del portal Focus Ecuador y al director de Fundamedios, César Ricaurte, como parte de esta supuesta red desestabilizadora. De Fundamedios se dijo además, que es “una organización que se escuda en la defensa de la libertad de expresión, pero en realidad es un instrumento de las acciones psicológicas de los servicios de inteligencia estadounidense en Ecuador”.

En total se ha tratado de involucrar a 34 personas en las supuestas actividades de conspiración, desestabilización y espionaje para un gobierno extranjero.

Estas acusaciones empezaron a replicarse desde la noche del mismo 6 de junio en los medios estatales como diario El Telégrafo, en sus notas tituladas: “La CIA en Ecuador operaría con políticos y periodistas y con fondos de varias ONG” , Políticos y periodistas aparecen en investigación que revela injerencia de la CIA en Ecuador  y “La CIA: ¿nuevas técnicas, la misma estrategia?”

Lo mismo ocurrió con la agencia de noticias Andes, en sus notas tituladas: “Inicio Investigación del canal regional TeleSur devela injerencismo de la CIA en Ecuador” y “Denuncian en Ecuador existencia de una ‘guerra sucia’ por parte de medios de comunicación opositores” y con el medio de gobierno El Ciudadano y su nota: “Telesur alerta de la injerencia de la CIA para desestabilizar a la Revolución Ciudadana (VIDEO)”.

Medios para-oficiales, como Ecuadorinmediato, también replicaron las acusaciones bajo el título: Telesur denuncia injerencia de la CIA en Ecuador así como la agencia oficial cubana Prensa Latina, la cual publicó: Canal multinacional Telesur denuncia injerencia de la CIA en Ecuador.

El secretario de Comunicación, Patricio Barriga, en entrevista para TeleSur afirmó que los medios digitales detallados arriba desinforman con el objetivo de lograr derrotas políticas y psicológicas, mientras el origen de los recursos que reciben evidencian los “claros objetivos de desestabilización a gobiernos progresistas” y de “legitimar a aquellos con una política que viene de derecha”. Para el Secretario de Comunicación, se debe investigar a estos portales por cuanto sus colaboradores son, por ejemplo, ex militares, supuestos activistas políticos y sociales “que abrazan cada uno de ellos un único objetivo: denostar al gobierno progresista de Ecuador”.

En las últimas horas, el mandatario Rafael Correa hizo suyas las denuncias y afirmó en un encuentro con prensa extranjera que “están en lo correcto, nosotros ya lo sabíamos”, respecto a las vinculaciones con periodistas, medios y políticos con el objetivo de desestabilizar a su Gobierno. Y añadió: “National Endowment for Democracy (NED) es el brazo financiero de la CIA como en Venezuela, como en Bolivia, financia, ya no a la Cruz Roja; no, financia grupos para educación en democracia, léase desestabilizar al gobierno”.

Fundamedios rechaza esta nueva escalada y alerta a la comunidad internacional sobre la gravedad de las acusaciones que, sin fundamento alguno, ha lanzado la burda campaña liderada por Telesur. Una acción a esta escala sólo puede tener el objetivo de crear el clima de opinión para justificar acciones represivas e incrementar los niveles de persecución en contra de periodistas, medios y organizaciones que han tomado como bandera la defensa de los DDHH y la denuncia de actos de corrupción que implican a altos funcionarios de gobierno.

434

concurso memesAl cumplirse tres años de la aplicación de la Ley de Comunicación (LOC) el próximo 25 de junio, FUNDAMEDIOS con el apoyo de AEDEP, CCQ y Municipio de Quito organizan el concurso “Tres años de LOCuras” para encontrar los mejores memes en torno a la aplicación de la LOC en contra de medios de comunicación y periodistas.

El objetivo del concurso es motivar a los ciudadanos a contar imaginativamente su punto de vista sobre las sanciones aplicadas por la Superintendencia de la Comunicación. Algunas de sus resoluciones más insólitas fueron descritas en el informe anual de Fundamedios de este año en www.censuracom.ec.

Los materiales podrán ser enviados entre las 00:00 del 30 de mayo y las 23:59 del 31 de julio de 2016, hora de Ecuador continental (-5 GMT). El jurado seleccionará a los ganadores el 2 de agosto de 2016. Los resultados se harán públicos el 5 de agosto.

Los premios serán:

  • Primer lugar: Un smarthphone Android
  • Segundo lugar: Tablet Android
  • Tercer lugar: Cámara Go Pro Hero 3 Silver

Los trabajos que cumplan con los requisitos establecidos en las bases se publicarán en los perfiles de Facebook de Fundamedios y Lo Fundamental, para ser sometidos a votación por parte de los usuarios de las redes sociales.

  • Los participantes pueden enviar sus creaciones a [email protected]. En el correo deberán adjuntar una carta firmada que dé cuenta de la originalidad del contenido (disponible aquí).

138

1.- ORGANIZADORES

La Fundación Andina para la Observación Social y el Estudio de Medios – FUNDAMEDIOS con el apoyo de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP), la Embajada de Canadá, la Cámara de Comercio de Quito (CCQ) y el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito.

 

2.- TEMA Y OBJETIVO DEL CONCURSO

Al haberse cumplido tres años de la aplicación de la Ley de Comunicación, LOC, el 25 de junio pasado, FUNDAMEDIOS con el apoyo de AEDEP, CCQ y Municipio de Quito organizan este concurso para encontrar los mejores memes en torno a la aplicación de la LOC. 535 procesos han sido abiertos en tres años contra medios de comunicación y periodistas a raíz de la aplicación de la LOC, que han logrado que los medios poco a poco vayan silenciando su voz, impidiendo a los ecuatorianos conocer temas trascendentales de la vida pública del país. El objetivo del concurso es motivar a los ciudadanos a contar imaginativamente su punto de vista sobre las sanciones aplicadas por la Superintendencia de la Comunicación.

3.- PARTICIPANTES

Podrán participar en el presente concurso ciudadanos ecuatorianos o extranjeros que residan en el territorio nacional. En caso de que el participante sea menor de edad deberá adjuntar una carta de autorización de cualquiera de sus padres o representantes.

4.- SOBRE LOS MATERIALES GRÁFICOS

  1. La creación debe ser original e inédita.
  2. Los participantes podrán enviar el número de creaciones que desee. No hay un límite establecido.
  3. El uso de fotografías o cualquier otro material gráfico que pueda estar protegido por derechos de autor se someterá al principio del “Fair use” o “Uso justo”.
  4. En el caso de imágenes estas deberán tener un tamaño máximo de 720 px de ancho por 720 px de alto.
  5. Los productos deben contar imaginativamente la aplicación de la LOC, en estos últimos tres años.
  6. Los materiales podrán ser reproducidos, para lo cual los participantes deberán autorizar expresamente el uso de los mismos a Fundamedios. Los participantes conservarán los derechos de propiedad intelectual sobre sus creaciones.

5.- ENVÍO DE MATERIALES

El participante deberá enviar sus creaciones al correo electrónico [email protected], indicando en el asunto “Concurso de memes: Tres años de LOCuras”. En el cuerpo del correo electrónico deberá indicar sus nombres completos y un número de teléfono de contacto. Deberá adjuntar una carta firmada en la que declare que el trabajo es original e inédito, que es el autor del mismo y que autoriza su uso a Fundamedios (el formato de la carta está disponible aquí), así  como una copia de su cédula de identidad o pasaporte.

6.- PLAZOS

Los materiales podrán ser enviados entre las 00:00 del 30 de mayo y las 23:59 del 31 de julio de 2016, hora de Ecuador continental (-5 GMT). El jurado seleccionará a los ganadores el 2 de agosto de 2016. Los resultados se harán públicos el 5 de agosto.

7.- JURADOS, SELECCIÓN DE GANADORES Y PREMIOS

Todos los materiales recibidos, que cumplan con los requisitos establecidos en las presentes bases, se publicarán en los perfiles de Facebook de Fundamedios y Lo Fundamental, para ser sometidos a votación por parte de los usuarios de las redes sociales. Habrá un jurado integrado por tres reconocidos expertos cuyos nombres se conocerán en el acto de premiación.

Se seleccionará a tres ganadores:

  • Los primer y segundo lugares serán escogidos por decisión del jurado.
  • El tercer lugar corresponderá al participante cuya creación obtenga el mayor número de “Me gusta” en Facebook.

Los premios serán los siguientes:

  • Primer lugar: Un smarthphone Android
  • Segundo lugar: Tablet Android
  • Tercer lugar: Cámara Go Pro Hero 3 Silver

8.- ACEPTACIÓN DE LAS BASES

La participación en este concurso supone la aceptación plena e incondicional de estas bases. El reconocimiento como participante válido queda sujeto al cumplimiento de los requisitos establecidos en este documento.

34,997FansMe gusta
38,645SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscríbase