14646790_1756669901268967_1206264862_oNo tiene oficinas. Tampoco asignación de recursos en el Presupuesto General del Estado. No tiene funcionarios ni ha celebrado contratos públicos. Pero contra toda evidencia sí existe: es la Unidad de Gestión de Medios, que se encarga de manejar los paquetes accionarios de los medios incautados, una entidad pública que trabaja en las sombras.

Fue creada mediante el Decreto Ejecutivo 699 y se encarga, entre otras cosas, de administrar los medios de comunicación incautados a los hermanos Isaías Dassum, expropietarios del Filanbanco. Se instituyó una vez que se disolvió el Fideicomiso Medios y, desde entonces es la principal accionista de GamaTV y TC Televisión.

Ese Decreto se firmó el 8 de junio de 2015, exactamente un mes antes de que se cumplan siete años de la incautación de los bienes relacionados con el Filanbanco. Allí también se nombra como representante y delegado del Presidente a Fernando Alvarado Espinel, entonces secretario de Comunicación y actual ministro de Turismo.

Es decir, en el papel, la Ugemed existe. Aparece en la Superintendencia de Compañías como la principal accionista de los canales: es la dueña de estas empresas. Pero en la realidad parece que no existiera, pues no tiene una página web, instalaciones físicas propias, personal a su nombre, ni recursos.

Funciona en una oficina en el tercer piso de GamaTV, donde antes estaban las oficinas de la Secretaría Técnica del Fideicomiso AGD-CFN No Más Impunidad-Medios. Allí hay cuatro escritorios y la persona que atiende, vestida con el uniforme del canal incautado, informa que quien está a cargo es Denisse Romero Pacheco, la delegada de Fernando Alvarado.

IMG_0050

IMG_0060

 

Sin embargo, en los papeles, nadie trabaja para Ugemed. Fundamedios interpuso una acción de acceso a la información para que, entre otros puntos, se entregue la nómina de personal que trabaja para esa entidad pública. José Daniel Morán, quien compareció como abogado de Alvarado, señaló que esa información no existe pues no hay personal que trabaje para esa institución.

En un oficio del Ministerio de Finanzas, obtenido a través de esta acción judicial, se certifica también que la Ugemed “no consta en el Catálogo de Instituciones y Entidades Operativas del Sector Público Vigente, además no registra asignaciones en el Presupuesto General del Estado al 24 de mayo del 2016”.

Denisse Romero Pacheco, de hecho, no es funcionaria de la Ugemed, a pesar de que ese es su trabajo. En su afiliación a la Seguridad Social, aparece como empleada de GamaTV. Ella es quien acude a las reuniones en representación de Alvarado, o FAE, como es conocido en el canal. Antes, fue secretaria técnica del Fideicomiso Medios.

Pero entonces, ¿de dónde saca sus recursos la Ugemed para funcionar? El abogado Morán, durante la audiencia de acceso a la información, señaló hay funcionarios que, según su disponibilidad, pueden atender a los ciudadanos. Es decir, hay gente que hace su trabajo para Ugemed, como el caso de Romero Pacheco o de la persona que recibe los oficios en su oficina en el edificio del canal… pero su sueldo viene de GamaTV. Dicho de otra manera: hay personas trabajan para la entidad pública, pero ganan su salario desde el canal.

Eso ya pasaba desde antes. Los salarios de los miembros de la Secretaría Técnica del Fideicomiso Medios ya se pagaban con recursos de los medios incautados, según un informe de Contraloría. Estos funcionarios son los que pasaron a Ugemed, según el decreto presidencial.

Romero no es la única que gana un sueldo en GamaTV y tiene funciones en Ugemed. El gerente del canal, Ulises Alarcón Miranda, también es asesor jurídico de la entidad pública (también trabajaba antes en la Secretaría Técnica). Él también se presentó en la audiencia, junto con el abogado Morán, pero no intervino sino que estuvo en las bancas del público.

Pero la existencia misma de la Ugemed es cuestionable. Esta entidad fue creada el el 8 de junio del 2015, mediante el Decreto Ejecutivo 699, en el que se liquida el Fideicomiso AGD-CFN No Más Impunidad-Medios, a cargo de los medios incautados. Tampoco da mayores argumentos para esta la decisión, solo menciona que “es conveniente extinguir la figura transitoria de este régimen de fideicomiso una vez que la Unidad de Gestión y Ejecución de Derecho Público UGEDEP va a terminar su existencia legal”. Entre sus objetivos, no se señala la venta de los medios incautados, sino la “administración” de sus paquetes accionarios.

De hecho, la UGEDEP se suprimió días después, el 25 de junio. Pero todos los otros bienes incautados que manejaba esa entidad siguen estando en el Fideicomiso AGD-CFN No Más Impunidad, pues este no fue disuelto, sino que pasó a manos del Banco Central. Es decir, todas las otras empresas incautadas a los Isaías siguen bajo la figura del fideicomiso.

Solo los medios de comunicación dejaron de estar en un fideicomiso y pasaron a manos de la Ugemed, una entidad pública, que en otras palabras, es la dueña de los canales… Y dentro de la crisis financiera que viven, esa dueña sigue sacando dinero a un canal que no tiene ni para pagar los sueldos de sus verdaderos empleados.