La Fundación Andina para la Observación Social y el Estudio de Medios, Fundamedios, ha pasado al control administrativo de su principal agresor, la institución del Estado que ha diseñado, producido y ordenado la emisión de una gran operación propagandística en contra de muchos periodistas ecuatorianos y de las instituciones que la defienden, entre las que se cuenta Fundamedios. El pasado viernes 16 de enero, se recibió un oficio firmado por el Coordinador General de Asesoría Jurídica de la Secretaría de Comunicación (SECOM) notificando que nuestra organización, junto con tres gremios de empresas de comunicación, habían sido “transferidas” a su control.

“Simplemente, se ha puesto nuestra cabeza en bandeja de plata”, señaló el Director Ejecutivo de FUNDAMEDIOS, César Ricaurte- “Demostrando que esta “transferencia, solo marca un paso más en una política de hostigamiento, estigmatización y acoso, pues acto seguido, el día lunes 20 de enero, a primera hora, la SECOM procede a solicitar todos nuestros informes financieros y de auditoría desde la creación de la organización hasta el momento. Debemos señalar que cualquier documento que salga de Fundamedios y sea entregado a la SECOM será utilizado únicamente para alimentar la campaña de construcción del enemigo público que esta secretaría de Estado ha impulsado desde hace más de dos años en contra de nuestra organización”, añadió Ricaurte.

En esta afirmación no hay ninguna especulación, pues hechos de este tipo ya han sucedido en el pasado cuando se ha exhibido informes entregados por Fundamedios al SRI en cadenas nacionales ordenadas por la SECOM para atacar a la organización. Además la política de constante acoso y el intento de construcción de un “enemigo público” no es una ficción. Estos son los hechos:

1. En al menos 20 ocasiones, la Secretaría Nacional de Comunicación (SECOM) ha dedicado cadenas para descalificar y desprestigiar la labor de Fundamedios.

2. Entre julio de 2011 y enero de 2014, el Presidente de la República ha mencionado a Fundamedios en al menos 36 enlaces sabatinos, en los cuales nos ha acusado de ser una organización “mala fe”, que miente, que hace política, que tiene “gente de “mentalidad enferma” por defender la libertad de expresión de los ciudadanos por sobre la dignidad de los funcionarios (Enlace Ciudadano No 293); o que “no está para defender la libertad de expresión, sino para defender al gremio y todos sus abusos”, (Enlace Ciudadano No 317), por mencionar algunos ejemplos. Desde el enlace No. 229 (16 de julio de 2011) hasta el enlace No. 357 (18 de enero de 2014), el 37% de veces se ha estigmatizado a Fundamedios o sus directivos, incluyendo, los miembros de su Consejo Asesor o sus socios.

3. De igual manera, los medios de gobierno como Ecuador TV, El Ciudadano, El Telégrafo y Agencia Andes, dirigidos por el propio Secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, así como los medios incautados; Gama Tv y Tc Televisión se han hecho eco de estas acusaciones, con la publicación de al menos 107 notas periodísticas, entre octubre de 2011 y enero de 2014. Algunas de ellas, coincidencialmente paralelas a las cadenas que ordena la SECOM, lo que da cuenta de un hostigamiento y descalificación constantes a la organización. Se adjuntan un informe completo y documentos sobre esta campaña sucia.

Pero esta acción del Gobierno ecuatoriano es solo una más de los hechos con los cuales se obstaculiza el trabajo de monitoreo, denuncia y defensa de la libertad de prensa y de expresión en el Ecuador que realiza la organización. Desde hace más de un año y medio, el Ministerio de Inclusión Económica y Social se ha negado a registrar la directiva y el ingresos de nuevos socios a la organización, violando claramente la Constitución, que garantiza el derecho humano fundamental a la libre asociación entre ciudadanos.

Cabe señalar que la SECOM sustenta su pedido de entrega de informes financieros y auditorías, en el Decreto 16, norma infraconstitucional que claramente viola disposiciones constitucionales y principios establecidos en los instrumentos internacionales de Derechos Humanos. Este Decreto otorga amplias potestades al Presidente y sus funcionarios para intervenir, incluso físicamente, en una organización, o disolverla por causales tan subjetivas como la “alteración de la paz pública”, como ya sucedió hace pocas semanas con una organización ambientalista. Al respecto, cabe recordar que hay por lo menos tres demandas de inconstitucionalidad en contra del Decreto 16 sin que la Corte Constitucional siquiera las haya admitido a trámite.

El hostigamiento contra Fundamedios inició en noviembre de 2011, días después de la realización de una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la situación de la libertad de expresión en Ecuador.