16900165_1818146368454653_599148264_n

Ante la gravedad de los acontecimientos posteriores a las elecciones generales que se llevaron adelante este 19 de febrero en Ecuador, Fundamedios como organización de la sociedad civil ecuatoriana que promueve y defiende las libertades de expresión y asociación, hace un llamado a la autoridad electoral para que transparente la información y respete la decisión democrática de los ecuatorianos. Asimismo, hace un llamado a las autoridades a proteger la integridad de los ciudadanos que han salido a las calles a protestar pacíficamente y a no criminalizar la protesta social.

Varios hechos ocurridos horas después del cierre de urnas tras la jornada electoral evidencian la falta de transparencia y las limitaciones para el acceso a información pública por parte del organismo electoral. Transcurrido un día de los comicios, aún se desconoce de forma oficial si se dará paso a la disputa de una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados. La información más reciente la dio a conocer el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Pozo, quien la mañana de este lunes llamó a los ciudadanos a esperar tres días para entregar los resultados finales de las elecciones presidenciales, todo ello en un contexto tenso en el cual varios ciudadanos se han volcado a las calles a pedir se respete la voluntad popular.

La tarde del 19 de febrero y tras el cierre de las urnas a las 17:00, Teleamazonas y Ecuavisa divulgaron los datos del exit poll realizado por Cedatos que daba como ganador al candidato de Alianza PAÍS con un 39,4%, frente al 30,5% del opositor Guillermo Lasso, con lo cual se abrió la posibilidad de una segunda vuelta. Los canales en manos del gobierno, presentaron exit poll que negaban esta posibilidad y adjubicaban un triunfo en primera vuelta al candidato oficialista. En ese contexto los datos de los conteos rápidos (incluido el contrato por el Consejo Nacional Electoral) eran vitales, para conocer los resultados de una elección que se define por décimas de puntos.

Cerca de las 18:00, Corporación Participación Ciudadana, organización de la sociedad civil encargada de realizar un conteo rápido de las elecciones, denunció que militares impedían el ingreso o retiraban de las juntas receptoras del voto a sus voluntarios, retrasando en más de una hora la entrega de resultados programada inicialmente para las 20:00. Estos inconvenientes fueron solucionados tras un llamado público de su directora, Ruth Hidalgo, para que el CNE brinde garantías para el trabajo de los voluntarios. Sin embargo, la página web de Participación Ciudadana fue atacada y dada de baja momentos antes que entregaran resultados, a las 21:30, que confirmaban con un margen de error de 1%, que habría segunda vuelta electoral.

El Consejo Nacional Electoral que había anunciado un conteo rápido, no entregó estos resultados y pasó directamente a los datos del escrutinio. A las 20:50, se cayó por casi 20 minutos el portal web del CNE que permitía a los ciudadanos dar seguimiento al ingreso de las actas. Salió del aire cuando el organismo tenía escrutado el 60.8% de las actas.

Finalmente, Fundamedios condena que no se quiera dar a conocer a la opinión pública informes de misiones internacionales de observación electoral, como el realizado por UNIORI, bajo el pretexto de que son “técnicos”.