Visita presidencial a obras genera incidentes y Correa tilda de “infiltrados” a ciudadanos que exigen medicinas

Visita presidencial a obras genera incidentes y Correa tilda de “infiltrados” a ciudadanos que exigen medicinas



17274878_1827881650814458_386812469_n

De “boicot” y de ”malcriados infiltrados” que quieren hacer daño a la Revolución”, calificó el presidente Rafael Correa a un grupo de ciudadanos que protestaron en los exteriores de dos hospitales de la provincia de Los Ríos (Litoral), durante visitas que realizó el Jefe de Estado a esa localidad la semana pasada. Estas declaraciones las hizo durante el Enlace Ciudadano N° 515, del 11 de marzo de 2017.

Los incidentes en los hospitales se produjeron el pasado 9 y 10 de marzo. La primera visita del presidente Correa se dio al Hospital Básico Jaime Roldós Aguilera, en la ciudad de Ventanas, en donde ciudadanos lo increparon en los exteriores de la casa de salud por la falta de medicinas y le gritaron que es mentira que todo esté bien, como afirmó el Jefe de Estado. Sin embargo, ante estos reclamos, Correa amenazó a los presentes y, con megáfono en mano, insistió en que el Hospital está bien equipado  y que es todo lo que puede ofrecer, pero que si es tan malo y si no les gusta, que lo cierra. “Me avisan para cerrarlo”, advirtió. Todos estos reclamos quedaron grabados en un video que fue difundido en redes sociales.

Un hecho similar ocurrió al día siguiente en el hospital de Quevedo, en donde la gente reclamó por falta de medicinas en la casa de salud. Según el Primer Mandatario, estos reclamos son parte de una estrategia de la oposición para que ocurran incidentes y los filmen. “Ayer visitando el hospital de Quevedo detectamos compañeros gente que quiere hacer daño, que manda a comprar jeringuillas, sueros a los pacientes cuando la farmacia está llena de esos materiales, solo para hacer daño a la revolución y decir que no hay medicinas ni nada. Eso es falso es gente infiltrada que quiere hacernos daño o hay corrupción. Están en contubernio con las farmacias de los alrededores”, dijo.

Respecto al incidente en Ventanas, aseguró que “la oposición está utilizando como estrategia (…) el presidente va a este lado y llevan gente para que reaccione, llevan cámaras para que filmen si hay incidentes (…) la gente tiene que reaccionar frente a estos malcriados”. “Tenemos hasta la foto de los instigadores (y los muestra en pantalla), con cámara en mano, para ver si registran algún incidentes y subirlo en redes sociales (…) a reaccionar pueblo ecuatorianos o tendré que dejar estas visitas en territorio. O controlan a estos majaderos o los controlo yo compañeros y se va a armar la grande”, apuntó.

A estos hechos se suma un incidente ocurrido el 8 de marzo, cuando el presidente Correa, en un recorrido para supervisar obras de alcantarillado en la localidad de Milagro (Litoral), ordenó que se detenga la caravana en la que iba, para increpar a un grupo de ciudadanos que le habrían faltado al respeto, según publicó diario El Universo.

El rotativo aseguró que cerca de las 14:00 la caravana se detuvo. “La seguridad del presidente retuvo a un ciudadano que presuntamente había hecho una mala seña al primer mandatario. Correa bajó de su vehículo, se acercó a un negocio de venta de comida en la avenida Cristóbal Colón -donde estaba el ciudadano que su seguridad había retirado- e increpó enérgicamente al resto de personas que estaba en el local: ¿A mí me están gritando? A mí me respetan, me respetan. Ellos le contestaron que nadie le había gritado”, apuntó el medio de comunicación.

Sin embargo, el Presidente no se ha referido a este incidente y tampoco ha existido una versión oficial al respecto. El único registro del hecho son unas fotografías que divulgó ese diario en donde se ve al Presidente increpar a un grupo de gente y con el rostro que denota enojo.