Varias emisoras y un canal de TV católicos fueron descalificados en la primera etapa del concurso de frecuencias

Varias emisoras y un canal de TV católicos fueron descalificados en la primera etapa del concurso de frecuencias



Al menos ocho emisoras católicas y un canal de televisión han sido descalificados en la primera fase del concurso público de frecuencias. El 29 de enero de 2017, Monseñor Walter Eras, Obispo del Vicariato Apostólico de Zamora y miembro del Consejo Episcopal de Comunicación de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, expresó su preocupación por la descalificación de varias frecuencias de la Iglesia Católica.

Las Radios de la Iglesia Católica descalificadas son:

  • Radio Sucumbíos, del Vicariato Apostólico de San Miguel de Sucumbíos, y sus repetidoras en La Bonita, Puerto El Carmen y en Puerto Francisco de Orellana
  • Radio La Voz de Zamora, del Vicariato Apostólico de Zamora, y sus repetidoras en Yantzaza y El Pangui
  • Radio Latacunga, de la Diócesis de Latacunga, repetidora en La Maná y en Quevedo;
  • Radio Católica Nacional, su estación matriz en Quito y sus estaciones repetidoras en Ambato y Santo Domingo de los Tsáchilas
  • Radio Católica Riobamba y su repetidora en Guamote
  • Radio La Voz del Upano, del Vicariato apóstolico de Méndez
  • Canal de Televisión del Vicariato Apostólico de Zamora
  • Radio Fe y Alegría

En una entrevista de Signis ALC a Monseñor Walter Eras, Obispo del Vicariato Apostólico de Zamora y miembro del Consejo Episcopal de Comunicación de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana,  manifestó su preocupación por la descalificación de varias frecuencias de la Iglesia Católica, y dio a conocer que tan pronto como fueron notificados, los responsables y directivos de las diversas radioemisoras católicas presentaron las apelaciones correspondientes. Monseñor Eras aseguró que las dificultades que presentaron en los proyectos tienen que ver con las limitaciones de sostenibilidad económica, por lo que se han realizado los ajustes correspondientes para que puedan ser recalificados y avanzar a la siguiente fase que deberá revisar el Cordicom.

Las emisoras católicas postulan en este concurso en la franja de medios comunitarios, que dispone del 34% de las frecuencias, según lo contempla la Constitución y la Ley Orgánica de Comunicación.