Superintendente defiende sanción a medio mediante la imposición de una cadena

Superintendente defiende sanción a medio mediante la imposición de una cadena



ENGLISH VERSION

El 10 de noviembre de 2015 una cadena ordenada por la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom) interrumpió durante dos minutos el espacio informativo y de entrevistas “Desayunos 24 Horas”, de Teleamazonas. El titular de la Supercom, Carlos Ochoa afirmó durante la cadena que el derecho a la resistencia que anunció ese medio de comunicación, tras una multa de USD 1770 que impuso la entidad reguladora por haber difundido supuesto contenido violento, es inviable cuando existen los canales para impugnar dicha resolución.

Ochoa manifestó además que “Por respeto a la ciudadanía aclaramos que la Superintendencia (…) inició un proceso administrativo al canal Teleamazonas y a otro medio de comunicación audiovisual por la difusión de contenidos violentos, trasmitidos en horario no permitido por la Ley. En los dos casos se siguió el debido proceso…” El titular de la Supercom aseveró que Teleamazonas no ha presentado argumentos ni elementos jurídicos que prueben lo contrario y preguntó al medio: “¿Por qué no manejó la información del mismo modo que otros medios audiovisuales que difundieron las imágenes sin necesidad de infringir la Ley? ¿Por qué se miente y se desinforma a la ciudadanía? ¿Por qué no se dice que otro canal también fue sancionado por la misma infracción? Señores de Teleamazonas en ningún momento se ha actuado parcial, ilegal o inconstitucionalmente como ustedes señalan, tampoco se ha sancionado con dedicatoria a este canal”.

Finalmente, Ochoa hizo un llamado al canal para que si conocen de otro medio, que haya difundido las imágenes de ese suceso violento presenten la denuncia para “inmediatamente dar trámite a la misma”, pese a que en los casos de RTU y Teleamazonas, el proceso inició de oficio .

El pasado 28 de Octubre de 2015, la Supercom sancionó a Teleamazonas con una multa de USD 1770 equivalente a cinco salarios mínimos, por haber difundido el 26 de agosto un reportaje sobre el asesinato, captado en video, de una periodista y un camarógrafo en Virginia, Estados Unidos. Por el mismo hecho, RTU fue sancionado el 26 de octubre, con una multa de USD 708 dólares. Sin embargo, Teleamazonas rechazó dicha sanción y en un comunicado que fue difundido al aire, tanto la noche del 3 de noviembre como la mañana del día siguiente, se le informó a la entidad reguladora que no pagarán la multa “inconstitucional, injusta e ilegalmente impuesta” y que se acogerán al derecho a la resistencia consagrado en el artículo 98 de la Constitución.

Superintendent defends sanction imposed on media outlet through a mandatory broadcast

On 10 November 2015, a broadcast ordered by the Superintendency of Information and Communication (Supercom) interrupted for two minutes Teleamazonas news and interviews program “Desayunos 24 Horas”. Supercom’s head, Carlos Ochoa, stated during the ‘chain’ that the right to resist announced by that media outlet after it was fined USD 1,770 for broadcasting allegedly violent content is unviable when channels exist to challenge that decision.

Ochoa also said that “Out of respect for the public we wish to clarify that the Superintendency (…) initiated an administrative process against Teleamazonas TV station and another audiovisual outlet for disseminating violent content during a time slot not permitted by the law. Due process was followed in both cases… “Supercom’s head stated that Teleamazonas has presented no arguments or legal elements proving otherwise and asked the media outlet: “Why did you not handle the information in the same way as other media outlets that broadcasted the images without breaking the law? Why do you lie and misinform the public? Why don’t you say that another TV station was also sanctioned for the same offense? Teleamazonas, at no time have we acted in a biased, illegal or unconstitutional manner, as you claim, neither has your TV station been sanctioned exclusively”.

Finally, Ochoa requested the station to file a formal complaint if they know of any other media outlets that also disseminated the images of the event, in order to “process it immediately”, despite the fact that in the case of RTU and Teleamazonas the process was initiated ex officio.

On 28 October 2015, Supercom fined Teleamazonas USD 1,770, equivalent to five minimum wages, for broadcasting on 26 August a report of the murder, videotaped live, of a journalist and a cameraman in Virginia, United States. For the same event RTU was fined USD 708 on 26 October. Teleamazonas, however, rejected the sanction and in a statement released on the evening of 3 November and the following morning, informed the regulatory entity that it would not pay the fine, which is “unconstitutional, unjust and illegally imposed”, and would appeal to the right of defiance established in Article 98 of the Constitution.