Supercom amonestó a diario por el titular de una noticia

Supercom amonestó a diario por el titular de una noticia



ENGLISH VERSION

El 5 de marzo de 2015, la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom), sancionó a diario Expreso con una amonestación escrita, dentro de un proceso iniciado de oficio, porque el titular de una nota periodística y su desarrollo “no serían consistentes ni coherentes entre sí”. Según la entidad de control, el medio de comunicación inobservó la norma deontológica contenida en el artículo 10, numeral 4, literal e), de la Ley Orgánica de Comunicación referente “a las prácticas de los medios de comunicación para cuidar que los titulares sean coherentes y consistentes con el contenido de las noticias”. La nota titulada “La Supercom también fiscaliza al alcalde de Quito, Mauricio Rodas” difundida el 29 de diciembre de 2014 fue la causante de la sanción.

Durante la audiencia desarrollada el pasado 27 de febrero de 2015, Priscila Falconí representante del diario indicó que el rotativo procedió a consultar a una experta en semiología y comunicación, quien en un informe que realizó acerca del titular y la intencionalidad de la nota, no llegó a las mismas conclusiones del reporte interno de la Supercom. “Si la primera atribución de la Supercom es fiscalizar, cómo se puede afirmar que el título no es coherente con el desarrollo de la nota”,manifestó la abogada señalando las atribuciones de la Superintendencia contenidas en el artículo 56 de la Ley. Argumentó también, que el término fiscalizar según el Diccionario de la Real Academia es “criticar o traer a juicio las acciones u obras de alguien” y que, la noticia publicada, básicamente es una descripción de los sucesos dentro del procedimiento administrativo al alcalde Rodas y su posterior  tramitación .

Por su parte, el abogado de la Supercom Alejandro Salguero, señaló que la opinión pública se genera a través de los medios de comunicación y argumentó que afirmar que la Supercom“también” fiscaliza al alcalde de Quito, sin señalar al otro sujeto fiscalizado, lleva a la personas a tener otra percepción del contenido informativo e induce a pensar que esta Superintendencia como órgano de la administración pública, ha ejercido una facultad genérica de fiscalización, cuando eso no es lo preciso. Aseguró que “la Superintendencia no fiscaliza a las autoridades públicas, la Superintendencia  fiscaliza el cumplimiento de las disposiciones de la Ley Orgánica de Comunicación”, concluyó el abogado.

Supercom cautioned newspaper because of headline

 On March 5, 2015, the Superintendence of Information and Communication (Supercom), sanctioned the newspaper Expreso with a written caution as part of proceedings initiated ex officio because the headline of a news article and the article itself “are not mutually consistent or coherent”. According to the control entity, the media outlet failed to comply with the ethical standards contained in Article 10, paragraph 4, subparagraph e) of the Organic Communications Law concerning “the media’s practices to make sure that headlines and the content of articles are mutually coherent and consistent”. The article titled  “Supercom also oversees the mayor of Quito, Mauricio Rodas”, published on December 29 2014, was the cause of the sanction.

During the hearing held on February 27 2015, Priscila Falconí, representative of the newspaper, said that the outlet consulted an expert on semiotics and communication, who in a report about the headline and the article’s purpose did not come to the same conclusions as those included in Supercom’s internal report. “If Supercom’s first responsibility is to oversee, how can anyone say that the title and the article are not mutually coherent”, questioned the lawyer referring to the Superintendence’s faculties contained in Article 56 of the Law. She also argued that the term ‘to oversee’ in Spanish according to the Dictionary of the Royal Academy is “to criticize or bring to justice somebody’s actions or deeds” and that the news published is basically a description of the events within the administrative proceedings against Mayor Rodas and their subsequent processing.

 Meanwhile, Supercom’s attorney, Alejandro Salguero, pointed out that public opinion is generated through the media and argued that to state that  Supercom  “also”  oversees the mayor of Quito, without pointing to another subject who is also overseen, leads people to have a different perception of the content of the information and suggests that this Superintendence as a body of the public administration, has exercised a generic authority to oversee, when that is not accurate. He asserted that  “the Superintendence does not monitor public authorities, the Superintendency monitors compliance with the provisions of the Organic Communications Law”.

Documentos asociados