Se toman represalias en contra de preso tras dar entrevista en Tv

Se toman represalias en contra de preso tras dar entrevista en Tv



16924255_1819597688309521_1113399462_n

David Piña, un joven acusado de ser el autor material del asesinato de la modelo Karina del Pozo y quien permanece en una prisión en Latacunga (sierra central), fue víctima de represalias y amedrentamiento por parte de los guías y autoridades penitenciarias, tras haber dado una entrevista a la estación televisiva Teleamazonas. Este medio divulgó un reportaje sobre las inconsistencias cometidas por la justicia ecuatoriana en torno al caso.

En una nota emitida el 23 de febrero de 2017, Teleamazonas denunció que el centro carcelario tomó acciones negativas en contra de Piña, a quien se le retiró la computadora con la que estudiaba leyes con una universidad, a distancia, y que había sido permitida con la venia de un juez. En diálogo con Fundamedios, Eduardo Piña, padre del recluso aseguró que además de habérsele retirado la herramienta de estudio a su hijo, este habría sido amenazado con ser aislado o trasladado a un centro lejos de su familia y que le darían una pena mayor. “Le han sacado aparte a tomarle fotos, le han dicho que le van a meter ocho años más preso por estar alterando el orden del centro, aunque él que no tiene nada que ver, porque nunca ha alterado a nadie ahí dentro, y le han dicho que le van a cambiar de celda y hasta de cárcel, todas estas amenazas vinieron a raíz de lo que salió el reportaje en el canal”, apuntó.

El padre de Piña aseguró que se enteró de estas represalias de la boca de su hijo, quien lo contactó vía telefónica, según dijo, en tono “asustado y llorando” por todo lo que estaba viviendo ahí dentro.

El pasado 21 de febrero, Teleamazonas emitió el reportaje en donde se denunciaron irregularidades en torno al caso y se aseguró, entre otras cosas que en todo el proceso no se llegó a comprobar la culpabilidad de Piña, quien fue sentenciado a 25 años de prisión. En dicha entrega, Piña también dio su versión, vía Skype, desde la prisión, en donde aseguró que era inocente. Al respecto, el Ministerio de Justicia no ha emitido un pronunciamiento oficial.

Fundamedios recuerda a las autoridades carcelarias que las personas privadas de la libertad tienen derecho a expresarse como lo establece el artículo 12.2 del Código Orgánico Integral Penal que menciona lo siguiente: “La persona privada de libertad tiene derecho a recibir información, dar opiniones y difundirlas por cualquier medio de expresión disponible en los centros de privación de libertad”.