Programa publicitario de cirugías estéticas es suspendido y su conductor es multado

Programa publicitario de cirugías estéticas es suspendido y su conductor es multado



Suspender de manera definitiva la publicidad del programa de cirugías estéticas “Hola Mauricio” fue la decisión que tomó la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom) este 13 de febrero de 2017. La entidad estatal, basó su decisión en los artículos 69 y 94 de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) sobre suspensión de publicidad y protección de derechos en publicidad y propaganda, la cual representará los derechos garantizados la constitución y tratados internacionales; respectivamente.

Además de esto, la Supercom sancionó con una multa de USD 3750 para el publicista, creador y conductor del programa de cirugías estéticas, Mauricio Herrera, por infringir el artículo 29 de la LOC, al “difundir diálogos, mensajes e imágenes que inducen a la confusión de los televidentes pues generan la percepción de que es el proveedor del servicio de salud de cirugías plásticas”. La entidad reguladora también determinó responsabilidad solidaria a Canal Uno, medio que difundió la publicidad, y recibió un llamado de atención con el fin de que mejore sus prácticas comunicacionales en garantía del ejercicio de los derechos ciudadanos.

La audiencia de sustanciación se llevó a cabo el 7 de febrero. El representante del medio deslindó la responsabilidad del canal sobre el contenido difundido a través del programa “Hola Mauricio”, por considerar que brindó un servicio público de transmisión de un espacio publicitario. “El medio de comunicación social arrienda una porción de su programación, más no crea publicidad”. El representante de Mauricio Herrera, aseguró que “su cliente es un afectado más, pues lo desvinculó de la infracción al tratarse de un publicista, un presentador, más no de un cirujano o médico”. Para concluir agregó que “Herrera no ve pacientes, no hace prescripciones, no hace cirugías, ni nada, es tan solo imagen de marca”.

Por su parte, el abogado del denunciante, aseguró que “en ningún momento en los programas (emitidos) manifiestan algún grado de riesgo o el procedimiento o el protocolo, a fin de garantizar al usuario de que no va a afectar su salud, o peor aún, que puede atentar contra su vida”. Al referirse a los argumentos de la defensa de Herrera, aclaró que, “independientemente de que sea una persona natural, debió cumplir con todos los parámetros antes de ofrecer un servicio publicitario de salud. Carranco enfatizó en que el medio de comunicación tiene responsabilidad solidaria, respecto a los contenidos que emite, según establece la Ley”.

Cabe recordar que el 9 de enero pasado, mediante oficio y sin proceso previo, la Supercom ordenó la suspensión inmediata del programa en cuestión. Por una denuncia de Edwin Montenegro, luego de que su hija, Melanie Montenegro, falleció durante una cirugía estética que fue promocionada en el mencionado programa.