Periodistas son despedidos por divulgar noticia sobre la agresión a estudiante que involucra a Director de medio estatal

Periodistas son despedidos por divulgar noticia sobre la agresión a estudiante que involucra a Director de medio estatal



orlip

El periodista José Carlos Casañas y la coordinadora de noticias Monserrat Naranjo fueron despedidos el 13 de diciembre de 2016, del canal RTS,  por haber realizado la cobertura y posterior publicación de la nota periodística que reveló la agresión que sufrió Gloria Ordóñez por parte del director del diario público  El Telégrafo.

El periodista, de 24 años de edad, quien trabajaba como reportero aseguró a Fundamedios que tras enterarse de la agresión que había sufrido Ordóñez, a quien considera su amiga y compañera de aulas, puso el hecho en consideración de la coordinadora de noticias del canal, quien aprobó el tema como un hecho de violencia de género, pero que debía ser elaborado guardando las reservas del caso, es decir sin dar nombres ni de la víctima ni del agresor. En ese caso el nombre de la víctima fue cambiado. Bajo estas directrices, la nota fue elaborada y salió publicada la semana pasada sin pensar que  podría costarle su empleo.

Tras esto, el lunes 12 de diciembre, el periodista narró que la directora de noticias lo llamó a su oficina para increparlo por qué no había sido comunicada sobre el tema donde estaba involucrado el director de El Telégrafo. El llamado de atención contra Casañas fue duro y según su testimonio, la directora de noticias del canal lo amenazó con una fuerte sanción y llamó a una reunión a todos los reporteros para advertirles que casos como la cobertura aludida no podrían darse. “Ella me dijo que si el caso no hubiese salido de las cuatro paredes del canal no pasaba nada, pero que lamentablemente el tema se hizo mediático”.

Al día siguiente, Casañas salió a trabajar como de costumbre y en la tarde le comunicaron que estaba despedido por consenso de todo el directorio del canal. Casañas desconoce si la orden para su despido en realidad salió de algún organismo de gobierno, o por pedido del propio Pérez, pero dice que ahora se centrará en pedir asesoría para que le cumplan con una indemnización justa. Antes de ser despedido, Casañas comentó que recibió una llamada amenazante para intimidarlo.

El joven periodista no cree en la libertad de expresión en el Ecuador y asume que los periodistas están trabajando bajo el miedo porque el poder político se impone ante cualquier derecho. “Yo pienso que se ha creado una cultura del miedo y que el poder político y económico está sobre cualquier derecho”. Casañas recordó que no es la primera vez que se autocensuran en RTS porque ya ocurrió antes con una denuncia contra otro funcionario del Gobierno “Ojalá esta situación no influya y pueda conseguir trabajo en otros medios“, concluyó.

Fundamedios intentó conocer la versión del canal. Sin embargo, personal del departamento de programación aseguró que nos contactemos con la directora de noticias, Mariuxi Padilla, quien tras varios intentos no ha respondido nuestras llamadas, ni a su teléfono personal, ni en la oficina.

Hasta el momento, Naranjo, quien también fue despedida no ha querido dar su versión de los hechos.