Exasambleísta califica de ‘humillante’ el uso de grillete electrónico

Exasambleísta califica de ‘humillante’ el uso de grillete electrónico



ACTUALIZACIÓN. Con el grito de “mientras unos se llevan el billete a otros les ponen el grillete”, simpatizantes del exasambleísta Cléver Jiménez lo recibieron la mañana del 19 de julio de 2017 a la salida de la Unidad de Flagrancia, en Quito. Jiménez llegó a ese lugar para la colocación de un grillete electrónico cumpliendo la orden dictada  por la conjueza de la Corte Nacional de Justicia, Magally Soledispa, quien reemplazó la medida cautelar de prisión preventiva con la obligación de portar el dispositivo. Jiménez además está impedido de salir del país y tiene la obligación de presentarse cada semana en la Corte Provincial de Pichincha. La misma medida fue impuesta en contra de su exasesor, el periodista Fernando Villavicencio quien se encuentra exiliado en Perú. Ambos son investigados por el supuesto delito de divulgación de información reservada de funcionarios de la Presidencia.

En diálogo con la prensa, Jiménez aseguró que el dispositivo resulta humillante y denigrante y que tiene el objetivo de  tenerlo permanentemente controlado, por lo que responsabilizó al gobierno ecuatoriano y a la justicia de lo que pueda ocurrirle. “Al estar en la clandestinidad perseguido por el gobierno, no he podido hacer lo que ustedes, abrazar a mis hijos y por mi familia tuve que aceptar esta humillante situación y la colocación de este dispositivo electrónico que está poniendo en peligro mi vida”, apuntó el exlegislador, quien ha permanecido más de nueve meses en la clandestinidad desde que se dictó una orden de prisión preventiva. Pese a ello, afirmó que es inocente, que no ha robado un centavo a nadie y que tan solo ha cumplido con su trabajo de fiscalizador, desde el legislativo. Sobre el caso que se lo investiga afirmó que el juicio tendrá que empezar en los próximos días y la Fiscalía tendrá que demostrar y probar el supuesto delito, mientras tanto, aseguró que su labor como ciudadano seguirá siendo denunciar la corrupción.

Por su parte, el abogado Julio César Sarango, defensor de Jiménez y Villavicencio cuestionó la decisión judicial de limitar el territorio donde puede transitar Jiménez, el cual ha sido fijado para la provincia amazónica de Zamora Chinchipe, cuando por otra parte tiene una orden de presentarse en Pichincha. “Es lamentable que los quieren privar de la libertad. Rechazamos el abuso y prepotencia de la jueza Soledista, en ninguna parte de la la ley consta que pueden limitar ese radio, es un abuso de la jueza”. Por ello, la defensa de Jiménez y Villavicencio insistirá en el levantamiento de las medidas cautelares y el llamado a juicio.

Documentos asociados