Diario estatal amenaza a Crudo Ecuador con acciones legales por satirizar denuncias en contra de su Director

Diario estatal amenaza a Crudo Ecuador con acciones legales por satirizar denuncias en contra de su Director



cruditos

El diario estatal El Telégrafo amenazó a la página satírica Crudo Ecuador con tomar acciones legales por el supuesto “uso indebido e ilegal de su línea gráfica”, después de que este hiciera una publicación en video referente a las denuncias de agresiones físicas y psicológicas presentadas por una estudiante de periodismo en contra de Orlando Pérez, director de ese medio oficialista, a las que acompañó con una gráfica con una portada simulada de ese rotativo.

El 13 de diciembre de 2016, El Telégrafo, en una nota publicada en su web denunció y rechazó la utilización de su línea gráfica y logos por parte de portales satíricos a raíz de la denuncia hecha en contra de Pérez y le exigió a Crudo Ecuador retirar el video “sin perjuicio de tomar medidas legales”.

En ese sentido, el diario estatal escribió: “el portal opositor Crudo Ecuador ha publicado un video en el que, sin permiso alguno y violentando los derechos de autor, usa el logotipo oficial de EL TELÉGRAFO. En la pieza audiovisual, además, se colocan insultos como si fueran titulares del diario público”, apuntó ese medio. Para  El Telégrafo, este tipo de comportamientos son una muestra del uso político que se le quiere dar a un tema de competencia judicial.

Tras esta amenaza, Crudo Ecuador se vio obligado a dar de baja el video tanto en Facebook como en Twitter pese a que su utilización está amparada en lo que se conoce como fair use o uso justo de imágenes.  En uno de sus publicaciones Crudo Ecuador cuestionó al medio estatal por no rechazar la agresión a una mujer, pero sí rechazar el uso de la línea gráfica del periódico.

Cabe anotar que el fair use permite la utilización de obras artísticas e intelectuales, sin requerir autorización y sin mediar pago. El uso legítimo, de acuerdo la doctrina sobre la materia, favorece la propia creatividad. Así, por ejemplo, además de la reproducción para usos privados, se ha admitido la parodia de obras, el collage, el uso de obras para información o docencia, e incluso ciertos casos de ingeniería inversa de software.