Once detenidos y una mujer herida es el saldo de las protestas del 1 de mayo en Quito

Once detenidos y una mujer herida es el saldo de las protestas del 1 de mayo en Quito



18289826_1852334808369142_748902626_o

Al menos 11 personas detenidas y una mujer herida fue el saldo que dejó la jornada de protestas del 1 de mayo de 2017, en Quito, en donde activistas, sindicalistas y ciudadanos se congregaron en las calles de la capital para protagonizar una marcha y conmemorar el Día del Trabajo.

Durante la jornada, las redes sociales dieron las primeras alertas de la represión y las detenciones, en donde, a través de videos, los ciudadanos empezaron a denunciar por ese medio, sobre personas detenidas y llevadas en autobuses de la policía. Horas más tarde, el Ministerio del Interior anunció en un comunicado oficial que se detuvo a once personas en las inmediaciones de la Plaza de Santo Domingo, en el Centro Histórico, en Quito. Según ese Ministerio, los ciudadanos intentaron romper el cerco de seguridad y agredir a efectivos policiales con el uso de palos, piedras y otros objetos.

Entre los nombres de los detenidos, se conoció que se encuentran activistas como: Johana Salazar, Elena Noboa, Carlos Jaime, Juan Carlos Tipán, Manuel Lucamo, John Plaza, entre otros. Además de estos detenidos, la activista Patricia Echeverría narró a Fundamedios que fue agredida físicamente y sufrió un intento de detención por haber acudido a la marcha junto a un grupo de mujeres activistas y sindicalistas. Según Echeverría, su agresión ocurrió cuando se puso de espaldas, en la primera línea de un cerco humano de policías, que se formó luego de que estos lanzaran gas lacrimógeno. Ella, para contrarrestar el gas, encendió un cigarrillo, cuando sintió que fue jalada por los uniformados, quienes la golpearon e intentaron llevársela detenida. Hecho que fue impedido ante el reclamo de sus compañeros. “Hubo forcejeos, me golpearon con toletazos en la espalda, riñones y estómago, también me dieron con el escudo en las piernas, brazo y cara con escudos”, apuntó Echeverría, quien tiene una incapacidad de tres días decretadas por el médico por las contusiones recibidas, sobretodo, en su rostro.

Al momento, se conoce que los 10 de los 11 detenidos fueron puestos en libertad luego de una audiencia de flagrancia ocurrida en horas de la madrugada, mientras que un ciudadano permanece en prisión y será investigado por el delito de ataque y resistencia, según informó Milton Castillo, abogado de los procesados. Castillo aseguró que, además de la persona detenida, a tres le dieron medidas sustitutivas y deberán presentarse cada semana ante las autoridades hasta que se investigue si existió o no el cometimiento de dicho delito, mientras que el resto salió libre por no encontrarse pruebas suficientes. También informó  que una persona debió pedir disculpas ante las autoridades para obtener su libertad. Para el abogado, estas acciones represivas atentan en contra del derecho a la protesta social que está consagrado en la Constitución.

 

Documentos asociados